Fotografía con luces

Hola, he estado experimentando tomar fotos a la gente con diferentes fuentes de luz (pantallas de celulares, tablets, ventanas, etc.). Les comparto algunos resultados…

 

img_0347-01

  1. Foto  tomada mediante larga exposición en un cuarto oscuro. La foto duró 30 segundos. Durante ese tiempo, iluminé a la modelo con la pantalla de mi celular encendida y con el brillo al máximo. Finalmente retoqué la foto desde mi celular.

img_9405-01

2. Foto tomada en un cuarto totalmente oscuro. Las luces que se aprecian en la cara provienen de cuatro o cinco pantallas de celulares muy cerca del modelo. Continue reading

Advertisements
Posted in Uncategorized | Leave a comment

Portrait

Up in the clouds, in the middle of stars, new moon nights, sunrises.
You are everywhere.
Dust that I breathe, my hair dancing with the wind, trees trying to reach heaven.
YOU are everywhere.

Thinking, eating, being.
Everywhere, anywhere… You.
Swimming, fucking, staring.
You: Water, You: Orgasm, You: View.

The Universe we try to study,
resulting in science we pretend to understand.
It’s any religion we look up to…
You: The Planets. You: The Experiments. You: Truth.

Our bodies, caskets made of tiny bodies, too.
Our brains, gathering of higher brains inside of You.
You: the Atoms. You: the Galaxies. You: Timeless.

A murderer, a Saint, a lady and his medieval knight.
A deer, a weeping willow, fog in the middle of the night!
You, Yourself and Everything Else.
Everywhere. Anywhere. You.

A can of Pepsi Cola, every politician you despise.
A poor man begging for money, the drug he craves.
The cure for a mortal sickness, virus itself.
Everything. Anything. You

The road not taken, the minds who invented;
sounds, words, smells, feelings: You.
Crying babies, lost hopes, tears that fall in pieces of paper.
Ink that comes out of this red pen; color red, green, blue.
It is You, you, You

 

Posted in Poemas | Tagged , | Leave a comment

Homenaje

16387405_10155071984565625_5871300910587952980_n
El amor empieza cuando se rompen
los dedos
y se dan vuelta las solapas del traje,
cuando ya no hace falta pero tampoco
sobra
la vejez de mirarse,
cuando la torre de los recuerdos, baja o
alta,
se agacha hasta la sangre.
El amor empieza cuando Dios termina
Y cuando el hombre cae,
mientras las cosas, demasiado eternas,
comienzan a gastarse,
y los signos, las bocas y los signos,
se muerden mutuamente en cualquier
parte.
El amor empieza
cuando la luz se agrieta como un
muerto disfrazado
sobre la soledad irremediable.
Porque el amor es simplemente eso:
la forma del comienzo
tercamente escondida
detrás de los finales.
Roberto Juarroz

Al hombre que sigue en pie, a pesar del dolor y los años. Su nombre es Adalberto, tiene 87 años. Hace 47 días despidió a su compañera de vida, compartieron la existencia más de 60 años.

Ahora mi abuelo continua cuidando el jardín, huella de su complicidad y de lo que no muere.

0002 Continue reading

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Mapas personales

Tú no sabes quedarte. Llegas, desordenas mi vida y te vas: lo tuyo no es amor; es turismo emocional. Dice Edel Juárez, y lo dice como si se pudiera hacer turismo con las personas, como si pudiéramos elegir un destino donde pasar nuestro tiempo libre, como si las personas se pudieran elegir con la misma facilidad con la que se elige una ciudad, en un mapa cualquiera, para pasar nuestro próximo día inhábil. Pero el turismo no es únicamente emocional, uno no camina por la calle pensando que aquella mujer o que aquel hombre es perfecto para que llegue, de paso como siempre, desordene sus vidas de la misma forma que he desordenado la mía y me marche sin mirar atrás, como uno se marcha del cuarto de un hotel después de haber pasado una mala noche en la ciudad. Uno va rumbo al aeropuerto o la central de autobuses o a dónde sea que ha dejado el auto estacionado para irse, para abandonar la ciudad y no volver, si es que todo marcha como se ha planeado. Uno no piensa así cuando camina por la calle, uno no piensa en joder a los demás con turismo emocional, pero, a veces, sí pensamos en hacer turismo personal, o lo hacemos sin la más mínima intensión.  Continue reading

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Vida Diaria

Quizá ella nunca supiera, con entera certeza, qué era lo que estaba buscando. Despertaba cada día con la necesidad de llenar ese vacío que se agolpaba en su garganta; cargando la melancolía a cuestas. El amanecer siempre traía consigo la resaca como un nimio rastro del intento de autodestrucción de la noche anterior. La dialéctica de la auto-preservación y el ridículo intento de llevar nuestros límites al extremo. Cuando la propia existencia se queda sin un sustento que nos impida comprobar y estar completamente seguros de la propia mortalidad, ¿dónde podemos refugiarnos?

Ella pensaba todo esto mientras tomaba un plato de cereal en su cama. La ligera luz de la tarde se escurría entre las persianas de su recamara, rozando, delicadamente, la piel desnuda de su espalda. Se apresuraba a terminar el cereal, pues odiaba que este se aguadara con el breve pero letal paso del tiempo.

Se levantó para asomarse por la ventana. Continue reading

Posted in Cuentos, Uncategorized | Leave a comment

Terciopelo

Pasé por el parque que está en mi colonia cruzando entre los juegos infantiles y los árboles. A veces suelo poner pausa a mi caminata un rato para contemplar el cielo. Me gusta ver la luz del sol pasar entre las hojas. El aire que respiraba esa tarde era húmedo y limpio; la humedad causada por pequeñas tormentas de 15 segundos tan típicas de este lugar.

Me detuve en una banca de concreto pintada de rosa y blanco, que ya mostraba signos de una edad senil: grietas llenas de musgo y envolturas de papas y dulces dobladas quién sabe cuántas veces para encajar. Me llena de inquietud y asombro la determinación de la gente que dobla las bolsitas una y otra vez para dejarlas ahí, en la grieta. Es como si estas personas quisieran dejar una huella, una señal de que ahí estuvieron. Hay unos aún más pasionales, que logran meter botellas de agua de litro y medio torcidas en espirales y dobleces dignos de admiración. Las grietas de las calles rellenas de basura son esculturas colectivas. Son huellas.

Acerqué mi cara a la banca y vi que de una de esas grietas, a un lado de una envoltura de Cheetos naranjas, brotaba una flor morada. Tenía un centro amarillo de no más de 5 centímetros. Era una flor muy bonita y peculiar, sus pétalos tan morados cómo eran, también eran terciopelo.

Pensé en arrancarla. Había algo en mi que quería hacerla mía, llevarla y usarla de separador de libros. Ponerla en un mason jar y cumplir el punto número 26 de la “Guía Básica para Mejorar Tu Vida” que descargué ayer del sitio de Cosmopolitan:

26. Visualiza quién quieres ser y adapta tu entorno para esa nueva tú ;)
¿Uno de tus propósitos de año nuevo era ser más ordenada? Estamos en noviembre y estoy segura que esa silla (tú sabes cuál) se sigue llenando de ropa medio sucia, medio limpia. Empieza a ordenar tu vida ordenando tu cuarto, ya que es tu templo. Los detalles importan y no tienen que ser costosos, pon flores, ramas y hojas que vayas encontrando por la calle en un mason jar e inmediatamente te sentirás más chic.

Definitivamente quería sentirme más chic, así que estuve a punto de arrancarla. Luego noté que su tallo se aferraba fuertemente a la grieta. Ella era también una huella. La naturaleza se presenta ante nosotros con sus infinitas huellas. Nosotros como increíbles y racionales humanos que somos, también queremos dejar las nuestras.

Dejar un rastro se ha convertido en nuestra obsesión. Quizá nos sentimos diminutos, efímeros y fugaces en la inmensidad de lo que llamamos tiempo y espacio y queremos que nuestro recuerdo no se desvanezca. Dejamos a nuestro paso envolturas en grietas, chicles en los árboles, fotos en las redes sociales, casas donde había bosques y piezas de ropa donde había animales. Me pregunto si no es también una huella un beso, un bolero, una película, una pintura o una fotografía impresa.

¿No es acaso suficiente? ¿Qué queremos decirle a quien pase por nuestro planeta en 700 años? ¿Qué jodido mensaje queremos mandarle? Hasta el momento la línea del tiempo de los humanos se ve más o menos así: Cazadores, emperadores y filósofos, medievales, políticos, reformistas, monarcas, revolucionarios, soldados y nosotros (quise darnos algún nombre pero no supe cuál sería adecuado… ¿cuál sería menos cruel sin dejar de ser sincero?).

Como te decía, los pétalos de esa flor eran morados y así tan morados como eran, también eran terciopelo. Esos mismos pétalos se cayeron secos y casi negros a los 3 días de tenerla decorando mi buró en un frasco de mayonesa sin etiqueta. Eso no me hizo sentir muy chic.

Posted in Historia | Tagged , , , , , | Leave a comment

¿Cómo ser un buen cinéfilo y no fracasar en el intento?

Autor invitado: María Emilia González. 22 años. Colombiana.

¿Cómo ser un buen cinéfilo y no fracasar en el intento?

Hace un par de semanas platicaba con alguien que se autodenomina cinéfilo. Tuvimos una larga discusión sobre qué es lo que hace a una película triunfar en esta época, pero lo que realmente me sorprendió, fueron sus palabras respecto a lo que significa ser un amante del cine. De esta charla surge este texto, que busca ofrecer breves herramientas para aprender a ser un buen cinéfilo sin fracasar en el intento:

  1. Tenga claro que es posible amar una película. No solo por su guión, los actores o su director, sino porque todas las características y detalles que conforman un filme pueden hacer sentir grandes emociones.
  2. No se incomode si comienza a hacer referencias de Batman o Amélie en su día a día, es parte del proceso. Encontrará frases o gestos que lo representen… ¡No se asuste! Hay muchos como usted que no se quedarán callados ante la posibilidad de esbozar alguna referencia cinematográfica.
  3. Compre esa camisa o juguete de colección de Star Wars que siempre quiso, no se preocupe si le dicen geek (es pura envidia). Además, algunas cosas serán de colección en algunos años.… Y si usted es muy fan, ¡podrá tenerlos desde ya! Tampoco tiene que gastar un montón de dinero, use cupones y aproveche las ofertas.
  4. Apoye a directores, actores y artistas adquiriendo sus películas de manera legal. Si bien es cierto que las grandes industrias de Hollywood ganan millones de dólares al año, muchos otros a través de sus propuestas independientes logran apenas conseguir algunas ganancias, teniendo en cuenta lo mucho que cuesta realizar una película.
  5. Hitchcock y Kubrick no son los únicos buenos cineastas. ¡Claro! Ellos son un referente, han influenciado a muchos y sin duda alguna se han convertido en un hito del cine mundial, pero no tema emocionarse por estrenos de películas no tan “producidas”. Si su pasión son las películas de animación o las tiernas sagas infantiles de Disney, siéntase orgulloso. Que nadie le diga que es menos cinéfilo porque tener algún gusto en particular.
  6. Haga playlists con las maravillosas bandas sonoras del cine. Aunque no parezca, la música es uno de los puntos clave para el éxito de las películas; enamorarse de las bandas sonoras no es un pecado.

En conclusión, encuentre sus propias formas de amar el cine, vívalo como mejor le parezca y regálese muchas sonrisas frente a la pantalla. ¡El cine, como el arte en general, debe vivirse y disfrutarse con las condiciones y límites que cada quien se impone! 

Sobre el autor:

María Emilia González

Comunicadora Social, Periodista y Sarcástica.

Posted in Uncategorized | Leave a comment