Sentidos.

Mira que si te miro, no es porque me estremezca tu ojo izquierdo, ligeramente más grande que el derecho, ni es porque desde que me miró no logro desaparecerlo de mis días.

Mira que si te toco, no es porque mi piel te llame, ansiosa de un roce instantáneo, ni es porque ahora de esos instantes dependan mis días.

Mira que si te anhelo, no es porque tu olor lo despide mi almohada, obligándome a soñar contigo, ni es porque la búsqueda del mismo ocupe mis días.

Mira que si hablamos de tu sabor, no me provoca estas ansias ni me derrite la espalda pensar en tus besos; tampoco me hace morderme los labios de deseo todos los pinches días.

Pero cuándo me dices historias al oído, con esa voz tuya, con esa voz dura, me llegas al nervio más escondido. Esa voz tuya me quita la pena, me come los sesos, me llena los días.

Advertisements

About Kathya Rosas

There's a hunger under my skin, gripping at my bones. I push my limbs forward like a tree does in a storm.
This entry was posted in Poemas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s