Inconstancia

Autor Invitado: Omar Aguirre

Inconstancia

Primer historia corta de una madrugada de febrero.

Índice, medio, anular y meñique, Índice, medio, anular y meñique, sus dedos suenan sobre una mesa. Sorbo de café, grande, provocando ligeramente, muy ligeramente, amarillar su dental, otra vez. Su cuenca nasal izquierda es levemente más ruidosa a su homóloga derecha, fue un golpe a los 17. Enojado comienza la carta, anoche no pudo eyacular y su olor solo salía sudando el lápiz. Sorbo al café, esta vez pequeño, en su sonrisa los dientes siempre parejos. Cabrón, le rompió la madre al tipo y aquel ni las uñas metió, dormitó en el suelo. La cobardía no es asunto de recordarse, pero no se blasfema en negocio de mujeres y menos con alcohol encima. Es la inconstancia, lo que siempre provoca los males entre los hombres brutales. Suena su móvil, es un mensaje, lo ignora y sigue redactando. Acción: fósforo, cigarro, cenicero, ese no era uno de esos días y lo sabía, no podía escribir ya más y el café quemado dolía al orinar, así que, decide acudir sin terminar previa carta. Salió en trote a su departamento y al acudir leyó el mensaje. Las mujeres inconstantes también olvidan y esta a él le recordó que hay un dolor más grande que orinar café recalentado.

Advertisements
This entry was posted in Cuentos. Bookmark the permalink.

4 Responses to Inconstancia

  1. Carlos says:

    Una excelente narrativa

  2. Filoctetes says:

    Excelente ensayo existencialista

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s