Texto Encontrado En Un Cuaderno

Escribo donde pueda. Servilletas, post-it’s, cuadernos, hojas sueltas, márgenes de libros… donde encuentre antes de que se me escape la idea. El siguiente texto lo encontré en una hoja arrancada de cuaderno, y pues nada, me pareció buena idea retocarlo un poquito y compartirlo.

====================

Todo se reduce a ausencias. Uno puede tomar un paseo en éste parque o en aquella plaza y notarlo en seguida. Las vidas de todos y cada uno de los individuos que podemos observar se pueden definir de acuerdo a la ausencia o a la presencia de las personas que les importan. Nuestras existencias no se reducen a nosotros mismos (mentira solipsista), sino que siempre somos afectados por la gente que nos rodea. No somos entes que están destinados a nacer, crecer y morir; creo que más bien la mayoría de nosotros está condenado a nacer, crecer, convivir, mentir, amar y morir, básicamente. Todos lo hacen.

Hay ausencias tanto buenas como malas. Las malas se dividen en las importantes y las que no lo son, siendo la primeras sujetas a una jerarquización realizada por cada individuo. En la mayoría de los casos, la gente actúa como si la ausencia más importante sea la de la gente que amamos, seguida por la de los padres y luego la del resto de los familiares (hijos, hermanos, etcétera). Creo que, en realidad la jerarquía debería ser primero todos los familiares y luego la gente que amamos. Pero da igual, estamos condicionados a que el amor hacia la pareja sea lo más importante en la vida.

También hay ausencias buenas. Como escribió la pluma de Cortázar “hay ausencias que representan un verdadero triunfo”. Ejemplos hay muchos y creo que no es necesario mencionar alguno.

Igual, creo que sólo me interesa la ausencia de la persona que amamos. El problema con el amor es saber cuándo uno está enamorado o no lo está. Pero creo que la cuestión esencial es que no todo mundo está facultado para amar como nos lo ha enseñado la cultura actual. Hay gente a la que le queda muy bien la forma hiperrealista de encontrar pareja a la que el mundo occidental nos ha orillado con la implementación de las nuevas tecnologías. Y hay otros que están imposibilitados para amar de la manera en la que los tiempos nos obligan. Estos otros no están hechos para las relaciones virtuales y la realización del ser en mundos que no son directos. Yo no puedo enamorarme a través de un What’s App o un Skype, pero ya no hay otras alternativas.

El problema de las personas que, como yo, están imposibilitadas para amar, es que sólo se obsesionan con las ideas. Hoy yo puedo disimular enamorarme de una niña o de otra pero como mi ser se niega a caer en éste protocolo social de enajenamiento para encontrar pareja entonces renuncio. Huyo de las mujeres y sus juegos de enamoramiento. Me parece inadmisible a lo que se ha reducido la idea del amor y el cortejo a nuestros días. Me da hueva.

Por eso yo vivo de ausencias.

Invento mis ausencias y me nutro de ellas. En la realización del ser que intento llevar a cabo día a día (como toda persona normal) tengo a muchas personas a mi alcance. El problema es cuando las personas de éste hiperrealidad son tan sólo nombres virtuales y los besos que son escritos con letras sólo se quedan en meras palabras. La gente es muy cercana una a la otra a través del maravilloso medio de transporte del click, pero yo no puedo escribir cuentos a base de clicks.

Y todo esto lo pienso mientras llevo la copa de vino a mis labios y bebo un sorbo. Al apartarla de mi vista me doy cuenta de que sigues intentando que me pierda en tus ojos. ¿Y sabes? Creo que todo esto no se trata ni de ti ni de mí, tampoco se trata de la forma en que el vino hace que resalte la belleza de tus labios ni del texto que escribí en la servilleta mientras tú te levantabas al baño y regresabas para besarme en la mejilla. Todo esto se trata de que tal vez yo me quiero enamorar de ti pero me da miedo renunciarte y que sólo termines siendo una ausencia más en la larga lista que llevo arrastrando desde hace años. Y tus ojos consiguen arrastrarme un poco y siento esas punzadas que la gente siente cuando empieza a sentirse enamorada pero yo no puedo hacerte esto porque, a final de cuentas, tú vas a querer que yo me enamore de ti como la gente está acostumbrada a enamorarse y yo ya dije que eso me da hueva.

Tal vez esperes que mi amor se manifieste de maneras virtuales, y que le puedas enseñar nuestras fotos a todos tus amigos y que esperes mis mensajes al teléfono a las 2 de la mañana. Pero no. Yo sólo sería aquel que caminaría por toda la ciudad cargando el ramo de flores que no aceptaste por no ser las que te gustan y el que quiere caminar contigo tomado de la mano y presentarte a sus padres y besarse a las 2 se la mañana y omitir los mensajes.

Creo que sólo me obsesiono con la idea de encontrar justo a la persona que estoy buscando y quiero que seas tú. Por eso intento no dejarme arrastrar por tu mirada y verte como eres en realidad, y para esto necesito besar tu alma e intentar entender lo que siente tu piel cada vez que roza a la mía.

Ahora caminamos de regreso a mi coche. Vamos tomados de la mano y veo que caminas muy rápido, y no es porque ya no quieras estar conmigo (porque tu sonrisa te ha delatado todo éste tiempo), sino porque estás acostumbrada a vivir rápido y es una costumbre tan auténtica en ti que, en realidad, no me molesta. Así que caminamos y caminamos y a veces nos tropezamos en el camino al coche, y ya. Subes al coche y te dejo en tu casa y ya veremos si te puedo amar o sólo eres una idea más con la que me voy a obsesionar.

Advertisements

About Rodrigo Javier Martínez

Abogado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México. Twitter: @untalroy
This entry was posted in Cuentos. Bookmark the permalink.

2 Responses to Texto Encontrado En Un Cuaderno

  1. Diane says:

    Me gustó mucho Rod, y vaya que es un sacrilegio vivir de ideas, simples conceptos que nunca existen en la realidad, al menos por el momento.
    Realmente captaste un par de palabras clave me encantaron como la imposibilidad para amar, y la obsesión con las ideas.
    Espero seguirte leyendo, saludos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s